Fluorescencia Infrarroja.  

De forma similar a la fluorescencia Ultravioleta, la Infrarroja,  sucede tras excitar un compuesto en una longitud de onda, normalmente en la banda del visible, y documentar su luminiscencia en la banda del Infrarrojo, habitualmente en la región del VNIR (Very Near Infrared).

Se trata de una técnica de compleja ejecución, ya que hay que trabajar con fuentes de luz que no posean emisiones en el IR,  y cámaras con una buena sensibilidad, ya que muchos fenómenos suceden sobre los 900nm o 1000nm.

La fluorescencia IR es usada para el estudio de documentos, ya que algunas tintas presentan fenómenos de fluorescencia y son especialmente relevantes para identificación y estudios diferenciales de tintas, cuyo comportamiento en el visible o ultravioleta es similar.